Apple anuncia que el iPhone 8 será más resistente al agua que el iPhone 7

La compañía de la manzana mordida no deja de lanzar pildoritas, muy poco a poco pero que se convierten en virales según salen del departamento de comunicación de la compañía, sobre su nuevo y flamante terminal móvil inteligente: El iPhone 8, por el que todavía habrá que esperar un tiempo para conocerlo todo.

Además del cambio de diseño y la incorporación del Touch Bar -amén de todas las nuevas especificidades técnicas que llegarán de la mano del equipo de desarrollo tecnológico de la nueva versión del smartphone- ya sabemos que la resistencia al agua del nuevo iPhone 8 será mucho mayor que la que ha mostrado el 7, el primero que ha admitido el contacto con el líquido elemento.

Los que ya lo tienen ya lo habrán leído en el manual de uso y los que no se lo contamos. Actualmente, el iPhone 7 es capaz de soportar salpicaduras, sumergidas breves de no más de treinta minutos en el mar o en la piscina, duchas accidentales y todo tipo de sumergidas de no más de 30 minutos y a no más de un metro de profundidad. En lenguaje técnico, esto se denomina un nivel de resistencia acuática de IP67.

Pues bien, el iPhone 8 aumentará su resistencia al agua en un número para situarse en IP68, lo que, en principio, debe permitir a los usuarios de este terminal telefónico con acceso a internet sumergir su aparato hasta tres metros de profundidad. Eso sí, sin que el tiempo de aguante a la presión acuática aguante más de los 30 minutos que actualmente soporta el iPhone 7.

¿En qué cambia pues la experiencia para el dueño de un iPhone 8 respecto al 7? Pues bien, en primer lugar, la posibilidad de sumergirse algo más hondo en un baño en el que deseemos portar el teléfono. También, de la misma forma, en cuanto a la realización de fotos acuáticas con algo más de profundidad para los amantes del snorkle. Por último, y punto clave del asunto, para que aquellos usuarios de piscinas que vean como su teléfono se sumerge hasta el fondo de la piscina, a diferencia de lo que pasaba con el 7, puedan recuperar sano y salvo -como si nada hubiera pasado- su nuevo iPhone 8.

El nuevo iPhone 8, más sumergible

Nada que ver, eso sí, con lo que sucede el rey de los acuáticos de la multinacional estadounidense, el Apple Watch Series 2, capaz de sumergirse hasta 50 metros de profundidad en plenas condiciones y sin sufrir daño alguno, lo que le convierte en uno de los relojes inteligentes de mayores prestaciones tanto para amantes del buceo como para amantes de la natación. Lo mismo para los que practican deportes de invierno, portando un terminal inteligente de alta gama con un peso ínfimo en la muñeca y resistente al agua, la nieve y los golpes.

Con esta novedad, Apple pretende superar a los nuevos modelos de Samsung, como el Galaxy A, los terminales Sony inteligentes y el LG V34 y el LG G6. Cuando sea presentado veremos si los supera también en otros ámbitos.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*