El marketing en los dispositivos móviles inteligentes

Decía el profesor de la Información, las Operaciones, Ciencias de la Gestión y Marketing de la Universidad de Nueva York, Anindya Ghose, en su último libro libro, ‘Toque para desbloquear la economía móvil’, que en 2020 la economía relacioada con los dispositivos móviles inteligentes alcanzaría el 4,5 por ciento del PIB de la primera potencia económica mundial como es Estados Unidos. Sin embargo, aseguraba en su texto, los anunciantes no parecen haberse dado cuenta todavía de la importancia de dedicar medios, tiempo y dinero a lo que es ya una realidad y va a ser capital a corto, medio y largo plazo.

Ghose lo resume así en su publicación: “Hasta el año pasado, el consumidor gastaba un promedio del 25% de su tiempo diario en estos dispositivos, pero los anunciantes invirtieron sólo el 12% de sus presupuestos en anuncios en la economía móvil. Hay una gran brecha en la industria, y una ineficiencia que conduce a un enorme potencial para la obtención de ingresos”.

Algo en lo que también ponía el acento el profesor de Marketing de Wharton, David Bell, quien subrayaba la importancia del sector de los dispositivos móviles en la economía norteamericana, sorprendiéndose de que esta todavía no hubiera alcanzado el billón de dólares.

El “equilibrio” puede ser uno de los factores determinantes para que tanto anunciantes como consumidores acaben asumiendo lo que ahora es considerado por muchos internautas como un “intrusismo abusivo” en la navegación web que dificulta su acceso a la información a través de banners, pop ups, publicidad contextual confundida con el texto y otras artimañas que deberán encontrar su sitio en no tanto tiempo.

A este respecto afirma que todos los actores que toman parte en el mundo del marketing online deben buscar lo que denomina “equilibrio ideal” y que debe acabar por reducir el número de impactos publicitarios en la red, siendo estos más “relevantes y mejor orientados”.

Uno de los proyectos más interesantes en los que Ghoes ha trabajado ha sido uno en el que manejaron el concepto de aglomeración, realizando distintas pruebas experimentales en lugares tan concurridos como los metros de las grandes ciudades. Allí se demostró que las ofertas enviadas por anunciantes a los usuarios de dispositivos móviles con acceso a internet gozaban de un éxito mayor, al considerar sus terminales como un “espacio privado” que les permite evadirse de todo y en el que tienen acceso a ‘su mundo’.

El marketing móvil, a estudio

Los datos de conversión a través del teléfono móvil son todavía marginales, situándose por debajo del cinco por ciento según distintos estudios. Sin embargo, estos son los responsables de casi la mitad de las ventas realizadas a través de internet o en el punto de venta físico.

“No tardará mucho tiempo, sin embargo, en que esto se convierta no solo en un fenómeno B2C (de empresa a consumidor). Es algo que también llegará al mundo de los negocios. Es sólo una cuestión de tiempo”, agrega Ghose. La cada vez mayor penetración de los dispositivos móviles con acceso a internet parece ponernos en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name*

Email

Website