La Superbowl 51 deja estos números para la empresa, la publicidad y el marketing

Uno de los mayores espectáculos del mundo del deporte congrega y que congrega cada año a cientos de telespectadores alrededor del mundo en torno a la televisión es la Final de la NFL, más conocida como Superbowl.

En su edición número 51, la que midió a New Englad Patrios y a Atlanta Falcons en el estadio NRG de Houston, en Texas, los índices de audiencia se dispararon hasta un total de 111.300.000 personas al otro lado de la pequeña pantalla, convirtiéndose así en el cuarto más seguido de todos los tiempos.

Además de esta cifra de share o cuota de pantalla, y que ya indica la repercusión que tuvo todo lo relacionado con los patrocinios en esta fecha deportiva tan señalada, el resto de número que dejó el último partido de la temporada de la Liga Nacional de Football son de lo más llamativos e interesantes para el planeta publicidad y marketing.

Y es que, sin ir más lejos, el primer anuncio publicitario durante el tiempo dedicado al descanso en este choque, de treinta segundos de duración apenas, costó la friolera de cinco millones de dólares para un total de 400 millones en inversión publicitaria alrededor de este evento poco comparable a otros que suceden en el resto del globo.

Un día ‘D’ y hora ‘H’ para la publicidad pero también para otras industrias como la avícola que logró colocar la friolera de 1.300 alitas de pollo en el conjunto de los Estados Unidos, o para la cervecera, habiéndose consumido 52 millones de cajas de cerveza en todo el país norteamericano.

Una jornada de excesos que, provocó, un año más, que se multiplicaran las bajas para la empresa privada en todo Estados Unidos, ya que las cifras oficiales hablan de que nada más y nada menos que un millón y medio de ciudadanos de este país se tomara el día libre para así recuperarse poco a poco de la resaca de un día que tienen marcada en rojo en el calendario.

La resaca fue mucho más llevadera para el sector de las apuestas deportivas, ya que los informes al respecto hablan de cuatro mil setecientos millones de dólares movidos en cuestión de poco más de dos horas, de los que, ojo al dato, sólo el tres por ciento fue ‘oficial’.

Los millones que mueve la Superbowl

Con entradas a más de cinco mil dólares llegando hasta setenta mil las más caras en las zonas más exclusivas del estadio texano, la recaudación en boletos ascendió por encima de los 354 millones de dólares.

Como ven, una auténtica locura la que se siente por este deporte en todo Estados Unidos que, cada vez con más fuerza, va penetrando en otros países como es el nuestro, donde los registros de audiencia no paran de ir al alza en lo que a fútbol americano se trata, haciendo bueno el dicho que dice que “Cuando en Estados Unidos llueve, aquí gotea”. Pues eso, si quieren hacer negocio apuesten por la penetración de la Superbowl 52, la que se disputará en 2018.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*