Casos de redes sociales que acabaron fracasando y por qué

Nada es para siempre y mucho menos el éxito si no hay detrás un equipo a la altura encargado no sólo de cuidar el producto, sino también de actualizarlo y si hace falta reinventarlo en busca de mantener en la pomada en un cambiante planeta como lo es en sí mismo internet.

Si bien ahora todo el mundo habla de las Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, Linked In y compañía, no hace tanto, otras, gozaron de una penetración que les auguraba una larga vida en el terreno digital sin saber que pronto harían crack desapareciendo para siempre y siendo sustituidas por otras empresas que no tardaron en hacer las cosas mejor que sus antecesoras.

Vamos a repasar aquí algunos de los ejemplos más notorios y notables de redes sociales que acabaron desapareciendo contra todo pronóstico, poniendo también el foco en sus errores que explicarían el porqué de su bancarrota.

MySpace:

Corría el año 2003 cuando se convirtió en la primera red social del momento sirviendo de plataforma musical para nuevas bandas y para compartir los gustos en este sentido. Su éxito fue tal que llegó a tener más visitas que Google en Estados Unidos tres años después, que serían dos antes de que Facebook hiciera aparición para destronarla para siempre como la número 1. Aunque ha querido remontar, es una sombra lejana de lo que fue.

Tuenti:

Durante mucho tiempo fue la preferida por los españoles, llegando a tener una cuota muy pareja con la red social de Mark Zuckerberg. Al más puro estilo Facebook, pero con mano de obra patria, aguantó el tirón de FB hasta convertirse en la tercera web que más incrementó sus búsquedas en 2009. Por esas fechas acumulaba más tráfico que Google y Facebook unidos. Fue ser adquirida por Telefónica, iniciarse una renovación que no cuajó y empezar a caer hasta desaparecer como red social.

Hi 5:

Esta red social para jugar online reunió a la friolera de más de setenta millones de usuarios entre 2003 y 2007. Con unas tasas de penetración muy fuertes en Latinoamérica, la plataforma japonesa acabó sufriendo las consecuencias de una serie de tácticas de captación de nuevos usuarios a través del mailing y que rozaban el spam dañando su imagen primero… y perdiendo usuarios después. En 2011 Tagged intentó reflotarla sin éxito.

Orkut:

La plataforma social creada por un ex trabajador de Google en 2004 fue otra gigante que, en este caso, pretendía hacer las veces de unión entre personas con intereses afines de todo el mundo, uniéndolos a través de sus deseos compartidos generando así un fuerte sentimiento comunitario. Después de una década creciendo acabó cerrando con Brasil como último bastión tras la aparición de aplicaciones más trabajadas.

Una lista a la que bien podríamos sumar Messenger, Yahoo 260, Fotolog, Metroflog, Google Buzz y otras muchas que llegaron a hacer auténticas millonadas a principios de los dos mil acabaron sucumbiendo a nuevas plataformas con más funcionalidades y por qué no decirlo con departamentos de marketing mucho más fuertes y sólidos que avalaban la penetración de su producto. Nada es para siempre.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*