Cómo conseguir hacer un anuncio atractivo

Anuncios hay muchos y de todas las efectividades. Uno de los factores que más suele incidir en la conversión final son los anuncios que resultan atractivos a los clientes, ya sea por el impacto que general el contenido o por la forma en la que se le llega, provocando un efecto boca a boca, lo que solo tiene consecuencias positivas para la empresa anunciante.

Es por eso que hemos querido recopilar qué es lo que dicen los expertos en publicidad entorno al concepto de publicidad atractiva centrada en los anuncios. Vamos a ver pues, cómo debe ser un anuncio para resultar atractivo para el consumidor.

Según distintos estudios coinciden en el que mejor formato de todos es el audiovisual. Hablamos pues de vídeos y de vídeos no muy largos que sean fáciles de consumirse a través de televisión, ordenador, tableta o teléfono móvil. También, que experimentar en busca de crear nuevos efectos o sensaciones acaba por tener su recompensa.

Sea como fuere, lo cierto es que, en un mercado saturado de anuncios, globalizado y cada vez más jóvenes es interesante conocer algunas de las recomendaciones destinadas a cautivar al público más joven, que es a su vez el más consumista en cuanto al ecommerce se refiere, partiendo de la base de que el futuro está precisamente allí. Vamos a ver 5 ‘tips’ para conseguirlo.

El primero pasa por estar al día del sector en el que nos movemos. Hay industrias que consiguen mejores resultados realizando spot para televisión que para internet. Es por eso que hay que conocer bien cómo se están haciendo las cosas, con qué resultados y más tarde decidir en qué invertir en busca de la mejor tasa de conversación posible.

El segundo sería el de contar con un equipo en le que se combine personal con mucha experiencia con otros nativos digitales y crear mesas de trabajo para que de un ‘brainstorming’ conjunto salga la idea más brillante, atractiva y capaz de atraer al target, independientemente de donde este se encuentre.

Hace tiempo que el big data se ha convertido en imprescindible a la hora de trabajar en el campo de la publicidad y el marketing. Los datos de las audiencias ofrecen contenidos relevantes a la hora de ponerse manos a la obra e intentar satisfacerlas. Conocer cómo se comporta nuestro cliente tipo, qué busca y qué gustos tiene es capital.

El cuarto punto es el que dice que, de poco sirve el big data, si no se tiene claro qué es lo que quiere vender y cómo hacerlo. Dicen los especialistas que “los anuncios tienen que ser intrusos de gran valor”. Y es que de nada sirve ofrecer lo que un cliente necesita al mejor precio, si la competencia se lo ofrece de una manera más atractiva.

Por último, parece que las vetustas campañas publicitarias han quedado atrás. Lo que ahora hay que crear son conversaciones con la audiencia, generar feedback, emitiendo información, pero también matizándola si es preciso, ampliándola a través de las redes sociales y emitiéndola en distintas plataformas en las que haya movimiento de nuestros futuros compradores.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*