Ejemplos flagrantes de publicidad engañosa

La publicidad está cada vez más presente en más lugares y en mayor número. Una realidad que, a menudo, nos lleva a no ser capaces de distinguir cuándo estamos ante un anuncio real y cuando lo estamos ante uno engañoso.

Es por eso que muchos profesionales recomiendan fijarse en quién es el que se anuncia, si tienes página web y cómo esta; si la empresa en cuestión ofrece sus datos de contacto, localización y NIF de la empresa; si existen reseñar en la red de otros compradores y, claro está, en si lo que están ofertando puede ser verdad o no, ya que nadie da duros a cambio de cuatro pesetas.

Eso es precisamente lo que hacían alguno de los casos más alucinantes de publicidad engañosa que han venido dando vueltas por internet y las redes sociales como los que aquí vamos a desarrollar:

“Perdió 103 kilos” (Adelgazarparasiempre.com) – En este caso tanto el titular como la foto que lo acompaña, y que muestra un obeso mórbido en el lado izquierdo y un hombre de gimnasio en el derecho ya deberían dejarnos claro el engaño. La calidad del anuncio y la desconfianza que desprende la web hacen el resto.

“Quita tu grasa con pocas vibraciones al día” (Vibroaction) – De nuevo estamos ante un mensaje claramente poco fiable. Ninguna vibración puede hacer perder grasa. De hecho, no hay máquinas para adelgazar más allá de aquellas que sirvan para hacer ejercicio. Los atajos, en esto, no existen y eso debería ser suficiente como para desconfiar.

Piscina hinchable gigante con tobogán – Tanto estas piscinas como otros juguetes para niños suelen inducir al engaño de manera deliberada a través de fotografías en las cajas o soportes que contienen el producto que poco o nada tienen que ver con la realidad. En este caso, la relación calidad precio y la marca o el vendedor deben alertarnos.

“Come por tan solo un euro” – Ya sea una hamburguesa de una cadena rápida, un menú de fast food o de palomitas y bebida para un cine, si no tiene letra pequeña que te obliga a comprar algo más caro para poder obtenerlo, puedes tener claro que el tamaño distará mucho del de la foto. Si todo es diminuto, tendrás algo por un euro, pero no gran cosa.

“Día sin Iva” – Cada vez son más los comercios que aprovechan para anunciar a bombo y platillo un día sin IVA. En primer lugar, el IVA no se puede quitar por ley, por lo que debemos confiar en que nos lo descuenten del precio original. En muchos casos, para no perder dinero en el intento, lo que hacen es subir el precio del producto por encima del habitual antes de colocar la supuesta oferta.

“Pestañas perfectas” – Las mujeres ya saben de lo que hablamos. En muchos productos cosméticos la imagen del anuncio poco o nada tiene que ver con los resultados que se pueden obtener. Para conseguir las pestañas que promete el producto en cuestión tendrás que tenerlas ya enormes antes de maquillarte… o ponerte unas falsas.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*