Por qué el trabajo en las redes sociales no da resultado en tu empresa

Todo trabajo realizado por un Social Media Manager tiene que tener una repercusión para un proyecto empresarial que decide desembarcar en las redes sociales, el nuevo campo de batalla de muchas marcas.

Ya sea haciendo branding, dando a conocer un nuevo lanzamiento o propiciando la venta de determinados productos o servicios, todo trabajo realizado en las redes sociales, a medio plazo debe estar proporcionando outputs con los que seguir creciendo.

Si esto no sucede es, sencillamente, porque hay algo que se está haciendo mal. Es por eso que hay que saber ya no sólo cómo manejarse en las plataformas sociales, sino también realizar continuos análisis sobre cómo es nuestra evolución y trazar estrategias destinadas a cumplir nuestros objetivos.

En este post vamos a tratar de ver algunos de los ejemplos más comunes de por qué muchas de las estrategias en las social network no funcionan. Tomen nota.

1- No tener un diseño responsive: Desde que hace unos años Google anunciase que su logaritmo iba a premiar a los diseños web capaces de adaptarse a los distintos dispositivos móviles y penalizar a los que no, aquellos que no lo han hecho, más allá del resto de trabajo que hayan podido desempeñar en las RR SS han ido perdiendo visibilidad tanto en este campo como en los propios buscadores. Ojo a subir imágenes o vídeos no adaptados o de mala calidad que los usuarios lo penalizan.

2- No hacer una selección de las redes: Es posible que nuestro público objetivo esté en unas redes y no en otras. Es por eso que no debemos lanzar mensajes a lo loco en estas ni crear perfiles porque sí. Es también importante saber que lo que funciona en una red social no tiene por qué hacerlo en otra dados los distintos códigos y conductas con los que se manejan sus usuarios.

3- Trasladar nuestra filosofía en las redes: Como hemos comentado en otras ocasiones no sólo basta con tener una imagen homogénea en todas las redes ni con estar. Estos escaparates con millones de posibles clientes ofrecen una oportunidad única para trasladar nuestra imagen corporativa y nuestra filosofía a través de distintos canales. Algo que en un mundo tan competitivo se antoja imprescindible. Hacer lo que todos hacen, es decir, limitarse a la publicidad, ya no basta. De hecho suele estar mal visto por los usuarios

4- Dar continuidad a las publicaciones: Una vez tenemos los perfiles no basta con subir un par de fotos y poner nuestra web y nuestro teléfono. Tampoco basta con actualizar el contenido de vez en cuando. El trabajo diario, comunicando todo aquello que es relevante para nuestra audiencia y que nos atañe, así como la realización de ofertas para nuestros seguidores son una obligación dentro de nuestra estrategia.

5- Buena atención al cliente: Además de promociones, de mostrar comentarios de todo tipo (incluyendo aquellos no tan buenos), concursos que inciten a compartir nuestra publicaciones, etc. hay que aprovechar que tenemos en manos un canal directo con nuestros clientes y potenciales clientes para responder al instante dudas de todo tipo.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*