Casas prefabricadas, una tendencia al alza

Aunque no son nuevas, ya que empezaron a extenderse en Norteamérica a finales del pasado siglo, aterrizando poco después en el centro y el norte de Europa donde no es raro encontrar este tipo de construcciones, las casas prefabricadas no han dejado de ser una tendencia al alza desde entonces.

Los números, que nunca mienten, dicen que la demanda de este tipo de hogares se ha triplicado en los últimos años en nuestro país. Las razones hablan por sí mismas: Un metro cuadrado más barato, la posibilidad de personalizar al detalle construyendo o retocando bajo demanda y la reducción en el consumo de energía son algunas de ellas.

En relación a este último punto son muchos los avances que se han producido en pro de la máxima eficiencia energética a través de un buen aislamiento térmico y acústico echando mano de cerramientos externos, compuesto de ladrillo cerámico hueco o bloques de hormigón celular amén de distintos tipos de revestimientos y de capas aislantes como ofrecen desde empresas como Casa21.

Materiales de primera calidad

Y es que la presencia de aislamiento de lana de roca, placas hidrófugas, doble acristalamiento Climalit y otro tipo de materiales son de lo más comunes en este tipo de construcciones prefabricadas tanto de catálogo como bajo demanda que, además, admiten tanto la posibilidad de construirse planas como inclinadas en función del gusto del demandante

Y es que, lejos de la imagen de construcciones temporales y en forma de caja rectangular que todavía a muchos se les vienen a la cabeza cada vez que escuchan una frase que contiene “casa prefabricada”, hablamos de una industria que no ha dejado de avanzar a un ritmo endiablado en los últimos años y que es capaz de ofrecer soluciones de tanta o más calidad y que satisfaga todas ya cada una de las necesidades de cada cliente como ninguna otra.

Construcciones más económicas

Así lo confirma el hecho de que cada vez sean más las familias que opten por este modelo de hogar apostando en muchos casos por hogares tremendamente modernos, innovadores y a la última en interiores y exteriores. Y es que desde las casas más funcionales hasta aquellas en las que nada ha quedado para la improvisación son posibles en este tipo de construcciones.

El hecho de que el precio final sea, cualquiera que sea el tipo de hogar que se esté buscando, considerablemente inferior al que se tendría que pagar si se optara por una construcción tradicional sin que existan diferencias reales en ningún sentido no deja de inclinar la balanza al lado de estas construcciones prefabricadas.

Casas a medida en tiempo récord

Conseguir una casa a medida hasta el último detalle con materiales de la máxima calidad y poder empezar a disfrutar de ella en cuestión de pocos meses a través de la entrega de llaves en tiempo exprés, dado que su tiempo de estudio y de edificación es corto y los resultados brillantes, barruntan un futuro de lo más halagüeño para el sector de las casas prefabricadas.

Compártelo:

1 Trackback / Pingback

  1. Así es el consumidor que se viene - Index Book

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*