Cuáles son las labores del Social Media Manager

Casi todo el mundo ha oído hablar del Community Manager y conoce, aunque sea muy por encima, alguna de sus labores: Trabajar en y con las redes sociales, interactuar con los usuarios de cada red, trabajar la reputación de una firma en las redes, publicar contenidos…

Más complicado es encontrar personas que conozcan a la perfección en qué consiste la labor de una figura tan cercana a este como la de Social Media Manager. Y es que, más allá de las funciones descritas anteriormente y de las que se ocupa el CC MM, alguien debe estar al tanto de analizar aquello que se vierte y desprende del uso de las redes sociales, ser capaz de crear una estrategia, implementarla e investigar todo lo que concierne al sector para el que trabaja en las redes.

Así pues, nos encontramos ante un profesional que debe saber definir una estrategia en las redes, llevarla a cabo, investigar las tendencias y usos de las redes, publicar contenido, interactuar con usuarios, manejar la imagen de una cuenta, realizar informes, extraer datos y utilizarlos en pro de la mejora de la empresa.

Y es que, como queda claro en este perfil, a menudo, el Social media manager es también capaz de ejecutar las labores de los Community Manager, por muy recomendable que sea separar estas dos labores.

En resumen El CC MM se encarga de elaborar informes estudiando el mercado y las redes, además de definir y segmentar el público al que nos dirigimos elaborando mensajes ‘ad hoc’ para cada target adaptándose a los presupuestos de la empresa, quien le marcará los objetivos.

Por su parte, el Community Manager centrará sus esfuerzos en labores tales como la publicación de contenido en las distintas redes siguiendo las directrices marcadas desde el SMM, ejecutando acciones concretas tanto en las plataformas sociales con los blogs si es el caso, además de manejarse de tú a tú con el tipo de público de cada red social, ya que es él quien será la cara en estos nichos.

Community Manager vs Social Media Manager

Con esto y con todo, parece evidente que es imprescindible contar con perfiles profesionales especializados en cada uno de estos puestos y no dejar en manos de un profesional labores que, aunque guarden relación, requieren de habilidades y conocimientos dispares.

Máxime después de que, de un tiempo a esta parte, lo que al principio parecía un lugar reservado a los publicistas milennials, se haya convertido en un perfil profesional al alza de lo más profesionalizado. Así lo demuestran los cada vez más cursos, talleres y charlas que se dan en todo el mundo para formar a los CC MM.

Todo proyecto online debería contar con uno si quiere, no solo estar en las RR SS, sino sacarles todo el jugo posible en favor de un objetivo común que debe marcar la empresa desde arriba. Improvisar, como sucede en todo en la vida, en esta área puede acabar saliendo muy caro a los incautos que así lo decidan.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*