Tecnología

Apple anuncia que el iPhone 8 será más resistente al agua que el iPhone 7

La compañía de la manzana mordida no deja de lanzar pildoritas, muy poco a poco pero que se convierten en virales según salen del departamento de comunicación de la compañía, sobre su nuevo y flamante terminal móvil inteligente: El iPhone 8, por el que todavía habrá que esperar un tiempo para conocerlo todo.

Además del cambio de diseño y la incorporación del Touch Bar -amén de todas las nuevas especificidades técnicas que llegarán de la mano del equipo de desarrollo tecnológico de la nueva versión del smartphone- ya sabemos que la resistencia al agua del nuevo iPhone 8 será mucho mayor que la que ha mostrado el 7, el primero que ha admitido el contacto con el líquido elemento.

Los que ya lo tienen ya lo habrán leído en el manual de uso y los que no se lo contamos. Actualmente, el iPhone 7 es capaz de soportar salpicaduras, sumergidas breves de no más de treinta minutos en el mar o en la piscina, duchas accidentales y todo tipo de sumergidas de no más de 30 minutos y a no más de un metro de profundidad. En lenguaje técnico, esto se denomina un nivel de resistencia acuática de IP67.

Pues bien, el iPhone 8 aumentará su resistencia al agua en un número para situarse en IP68, lo que, en principio, debe permitir a los usuarios de este terminal telefónico con acceso a internet sumergir su aparato hasta tres metros de profundidad. Eso sí, sin que el tiempo de aguante a la presión acuática aguante más de los 30 minutos que actualmente soporta el iPhone 7.

¿En qué cambia pues la experiencia para el dueño de un iPhone 8 respecto al 7? Pues bien, en primer lugar, la posibilidad de sumergirse algo más hondo en un baño en el que deseemos portar el teléfono. También, de la misma forma, en cuanto a la realización de fotos acuáticas con algo más de profundidad para los amantes del snorkle. Por último, y punto clave del asunto, para que aquellos usuarios de piscinas que vean como su teléfono se sumerge hasta el fondo de la piscina, a diferencia de lo que pasaba con el 7, puedan recuperar sano y salvo -como si nada hubiera pasado- su nuevo iPhone 8.

El nuevo iPhone 8, más sumergible

Nada que ver, eso sí, con lo que sucede el rey de los acuáticos de la multinacional estadounidense, el Apple Watch Series 2, capaz de sumergirse hasta 50 metros de profundidad en plenas condiciones y sin sufrir daño alguno, lo que le convierte en uno de los relojes inteligentes de mayores prestaciones tanto para amantes del buceo como para amantes de la natación. Lo mismo para los que practican deportes de invierno, portando un terminal inteligente de alta gama con un peso ínfimo en la muñeca y resistente al agua, la nieve y los golpes.

Con esta novedad, Apple pretende superar a los nuevos modelos de Samsung, como el Galaxy A, los terminales Sony inteligentes y el LG V34 y el LG G6. Cuando sea presentado veremos si los supera también en otros ámbitos.

La próxima actualización de iOS incorporará un novedoso ‘Modo cine’

Mientras casi todos los esfuerzos en Cupertino están dedicados al desarrollo del nuevo iPhone 8, cuya presentación estaría programada, a priori, para el último trimestre de este 2017, el equipo de desarrollo del sistema operativo de Apple, iOS, sigue trabajando en la introducción de mejoras de cara a su próxima actualización, prevista para las próximas fechas.

Una revisión de la actual que, entre otras mejoras, introducirá el denominado ‘Theater node’, que en el mundo hispanohablante será traducido como ‘Modo cine’ y que tiene como objetivo permitir el uso del terminal móvil inteligente durante el desarrollo de una película en el cine o de una obra en el teatro, sin que esto pueda molestar en modo alguno a nuestros acompañantes.

Así pues, el ‘Modo cine’, que estará disponible tanto para iPhone como para iPad, silenciaría de manera total nuestro terminal con acceso a internet, dejando en silencio y sin vibración las notificaciones referentes a los mensajes y las notificaciones, bloqueando las llamadas y reduciendo notablemente el brillo de la pantalla para que nadie que no seamos nosotros pueda sentirse deslumbrado o pueda despistarse por nuestra culpa durante el evento en cuestión.

Esta actualización se produciría pues de la mano del aterrizaje del nuevo iOS 10.3, previsto para su presentación antes de la primera quincena de este mes de enero de 2017, por lo que ya habría sido testada con éxito por algunos de los afortunados que tienen la oportunidad de probar durante varias semanas las mejoras de cada sistema operativo o nuevo terminal de Apple, habiéndose demostrado que el nuevo ‘Modo cine’ se erige como una herramienta perfecta para toquetear nuestro terminal en momentos en los que se requiere silencio y discreción.

El principal reto que Apple parece haberse plateado con éxito en este ‘Modo cine’ que llegará de la mano de iOS 10.3 es el que hace referencia a la luminosidad de su pantalla, siendo este el principal motivo de queja de los asistentes a obras de teatro o proyecciones cinematográficas ya que causan una molestia evidente entre los presentes.

El ‘Modo cine’ de Apple mejorará (y mucho) el ‘modo noche’ de Twitter

Algo que ya había llevado a algunas aplicaciones como Twitter a incorporar un modo nocturno que amainara la luminosidad de su App para poder ser usada en situaciones como estas, y también por la noche en la cama, especialmente si esta se está compartiendo con alguien a quien podamos molestar mientras usamos el terminal de marras.

Sin embargo, el ‘modo cine’ del que podrán disfrutar los usuarios de Apple, cuentan, será mucho más completo y discreto, al haberse cambiado la tonalidad de la pantalla de tal modo que con un mínimo haz de luz, la persona que se encuentra delante del dispositivo pueda ver con claridad sin que este aparato emane la luz necesaria para llamar la atención de las personas que tenemos a nuestro alrededor.

Tan sólo quedan unos días para poder toquetearla y ponerla en práctica. Los usuarios más ‘adictos’ a sus smartphone y tabletas están de enhorabuena. Ya os contamos.

iPhone 8: Algunas de las mejoras que introducirá el nuevo terminal de Apple

Como suele suceder, Apple sigue trabajando en el más absoluto de los secretos y con cláusulas de confidencialidad completamente blindadas en todas sus esferas en el que será el nuevo terminal de la compañía, el anhelado iPhone 8 en el que se han depositado muchas esperanzas de los de California después de los discretos resultados obtenidos con el iPhone 7 (sellbrokenphonescreen.co.uk).

Sin embargo, a pesar de este secretismo radical que se vive en Cupertino, no se ha podido frenar el tradicional carrusel de rumores que apunta a los próximos cambios que se introducirían en el próximo dispositivo móvil de Apple con el iPhone 8 como son las pantallas de AMOLED, previstas para el iPhone 7 y que ahora, tras aliarse con Samsung para su fabricación, parecen una realidad.

Según la información revelada por la prestigiosa publicación DitiTimes, la multinacional surcoreana habría acordado ya suministrar a la estadounidense 20 millones de unidades máximas al mes, quedando en manos de la japonesa Nissha Printing, la fabricación de los nuevos sensores táctiles para los paneles AMOLED y de TPK Holding las tareas de ensamblaje de estos elementos en el terminal móvil.

Tal y como se desprende de esta información, y a raíz de los distintos acuerdos ya firmados, Apple fabricaría durante este recién estrenado 2017 entre 60 y 70 millones de unidades del iPhone 8, divididos, teóricamente, en tres lanzamientos distintos en el tiempo.

Por un lado, uno de 4,7 pulgadas que sería el de menor tamaño de todos con pantalla TFT-LCD. Por otro, uno de 5,5 pulgadas con la misma pantalla y por último, el más espectacular de todos, al que ya se habría bautizado en Cupertino como ‘Ferrari’, y que tendría 5,8 pulgadas, situándose como el más grande de los fabricados por Apple, con paneles AMOLED.

En cuanto a los plazos, todo hace indicar que el inicio de estos planes que involucran a terceros en cuanto a la fabricación de componentes del nuevo iPhone 8 se llevaría a cabo en marzo, empezando con una serie de unidades relativamente baja que, tras ser inspeccionada y cerciorado de que el nivel de fabricación se puede llevar a cabo y aumentar progresivamente sin problemas, se aumentaría a lo largo de la primavera, cuando las máquinas deberían estar ya funcionando a pleno rendimiento.

Y es que el objetivo de los norteamericanos no sería otro que el de realizar una presentación por todo lo alto a principios del mes de septiembre, momento en el que se darían a conocer al detalle estos nuevos tres terminales de iPhone 8.

Novedades iPhone 8

Por último, en cuanto a otras novedades que interesan a los futuros usuarios del iPhone 8, todo apunta a la inserción, tal y como ya ocurriera en el último MacBook Pro de un Touch Bar que alteraría el diseño de la pantalla, impoluta hasta ahora, además de introducir un puerto Thunderbolt 3 que sustituiría al tradicional Lightning que pasaría a mejor vida.

De momento, todo esto no ha sido confirmado, si bien parece haber salido de una filtración interna que merece toda la credibilidad. Tocará ir esperando para conocer más detalles del próximo iPhone 8.