Etiqueta:marketing online

¿Cuáles son las técnicas de marketing online que funcionan mejor?

El marketing online está expuesto, como todos los campos que beben de internet y las nuevas tecnologías, a los cambios propios en los usos y las necesidades de los usuarios de la red de redes. Fruto de estas modificaciones normales en aquellos campos que todavía se están descubriendo a sí mismos, los profesionales del marketing digital están cada vez más obligados a seguir de cerca cualquier novedad que se produce al respecto en busca de lo mejor para su trabajo. Sin embargo, existen ciertas técnicas que, casi desde el inicio del digital marketing, están dando resultados tan interesantes que se han convertido en unos clásicos cuyos palos son tocados por todas las agencias de mercadotecnia. Vamos a repasarlos.

El email marketing. Un clásico imperecedero que nunca ha dejado de estar tan vivo como el primer día, gracias a la interesante tasa de retorno que provoca a los que deciden servirse de esta técnica. Antes de lanzar una campaña de este tipo debemos buscar la herramienta que mejor se acople a nuestras necesidades, configurarla, elaborar el diseño, filtrar los destinatarios haciendo uso de un buen sistema de big data y lanzar el mensaje que deseamos tratando de personalizarlo lo máximo posible. Este último punto puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

El SEO. Con una audiencia y mercados globales y heterogéneos no vale con dedicarse a trabajar bien un site, cargarlo de información interesante, de un diseño amable y de unas ofertas imbatibles si no somos capaces de conseguir una mayor visibilidad a nivel general y sobre todo en el nicho en concreto donde encontraremos a nuestro target. Para ello es imprescindible trabajar pensando en los buscadores, teniendo en cuenta los cambios de algoritmo, las modificaciones que estas requieren en mapas, robots, textos, redes sociales, etc. y desarrollar una estrategia encaminada, vía búsqueda orgánica y a través de las plataformas sociales que incremente nuestros visitantes y potenciales clientes y transformar todo eso en ventas.

Social Media Marketing. Relacionado con este último punto nace uno de los que más en boga está en todas las agencias de marketing como es el trabajo en las redes sociales. Mientras su número de usuarios no deje de crecer será nichos que deberemos trabajar -y hacerlo mejor que nuestros competidores- si queremos posicionarnos en el nuevo mercado digital que tan necesario resulta para mantenerse con vida. A estas alturas, con la cantidad de investigaciones que hay al respecto, ya nadie duda de que es en las RR SS donde los internautas pasan más tiempo, poniéndonos en el paso de la importancia de hablar el idioma que cada usuarios habla en cada una de ellas y elaborar campañas expresas para ser lanzadas en las redes sociales en busca de la mejor repercusión en este cada vez más crudo campo de batalla.

Además de estos tres ‘clásicos’ hay muchas más técnicas, pero lo más interesante si te vas a lanzar al mundo online, ya sea para posicionar tu negocio offline o para poner en marcha tu ecommerce, lo cierto es que lo más interesante es que trabajes las tres lo mejor posible ya que con estas tres bien labradas y con un buen producto o servicio ofertado el éxito será alcanzable.

El marketing en los dispositivos móviles inteligentes

Decía el profesor de la Información, las Operaciones, Ciencias de la Gestión y Marketing de la Universidad de Nueva York, Anindya Ghose, en su último libro libro, ‘Toque para desbloquear la economía móvil’, que en 2020 la economía relacioada con los dispositivos móviles inteligentes alcanzaría el 4,5 por ciento del PIB de la primera potencia económica mundial como es Estados Unidos. Sin embargo, aseguraba en su texto, los anunciantes no parecen haberse dado cuenta todavía de la importancia de dedicar medios, tiempo y dinero a lo que es ya una realidad y va a ser capital a corto, medio y largo plazo.

Ghose lo resume así en su publicación: “Hasta el año pasado, el consumidor gastaba un promedio del 25% de su tiempo diario en estos dispositivos, pero los anunciantes invirtieron sólo el 12% de sus presupuestos en anuncios en la economía móvil. Hay una gran brecha en la industria, y una ineficiencia que conduce a un enorme potencial para la obtención de ingresos”.

Algo en lo que también ponía el acento el profesor de Marketing de Wharton, David Bell, quien subrayaba la importancia del sector de los dispositivos móviles en la economía norteamericana, sorprendiéndose de que esta todavía no hubiera alcanzado el billón de dólares.

El “equilibrio” puede ser uno de los factores determinantes para que tanto anunciantes como consumidores acaben asumiendo lo que ahora es considerado por muchos internautas como un “intrusismo abusivo” en la navegación web que dificulta su acceso a la información a través de banners, pop ups, publicidad contextual confundida con el texto y otras artimañas que deberán encontrar su sitio en no tanto tiempo.

A este respecto afirma que todos los actores que toman parte en el mundo del marketing online deben buscar lo que denomina “equilibrio ideal” y que debe acabar por reducir el número de impactos publicitarios en la red, siendo estos más “relevantes y mejor orientados”.

Uno de los proyectos más interesantes en los que Ghoes ha trabajado ha sido uno en el que manejaron el concepto de aglomeración, realizando distintas pruebas experimentales en lugares tan concurridos como los metros de las grandes ciudades. Allí se demostró que las ofertas enviadas por anunciantes a los usuarios de dispositivos móviles con acceso a internet gozaban de un éxito mayor, al considerar sus terminales como un “espacio privado” que les permite evadirse de todo y en el que tienen acceso a ‘su mundo’.

El marketing móvil, a estudio

Los datos de conversión a través del teléfono móvil son todavía marginales, situándose por debajo del cinco por ciento según distintos estudios. Sin embargo, estos son los responsables de casi la mitad de las ventas realizadas a través de internet o en el punto de venta físico.

“No tardará mucho tiempo, sin embargo, en que esto se convierta no solo en un fenómeno B2C (de empresa a consumidor). Es algo que también llegará al mundo de los negocios. Es sólo una cuestión de tiempo”, agrega Ghose. La cada vez mayor penetración de los dispositivos móviles con acceso a internet parece ponernos en el camino.

Máster en Marketing Digital: Qué se estudia y qué salidas profesionales ofrecen

Si en todas las profesiones es necesario seguir formándose para no ser víctima de la obsolescencia y acabar siendo sobrepasado por aquellos colegas que no dejan de instruirse en los distintos campos que se van abriendo en cada sector a raíz de los nuevos estudios que se van conociendo en cada campo, en el marketing, este asunto aún resulta más imprescindible si cabe, teniendo en cuenta la velocidad a la que avanza la revolución tecnológica y en consecuencia las maneras en las que trabajan los profesionales de la mercadotecnia.

Una de las consecuencias directas de esta ‘obligación’ de no perder comba con todos los asuntos relacionados con el cambiante mundo del marketing digital es la cada vez mayor oferta en distintos centros de los Máster en Marketing Digital, dirigidos la mayoría de ellos a directivos, docentes, expertos en marketing que quieran orientar su carrera hacia el mundo digital, especialistas en un área digital que quieran adquirir una visión 360º del mundo online, emprendedores o autónomos que deseen lanzar su propio negocio, expertos en sectores offline que busquen adquirir una ventaja competitiva, profesionales de multinacionales que necesiten gestionar departamentos digitales y, claro está, también a los recién graduados en marketing, empresariales, comunicación audiovisual, publicidad y marketing, ciencias económicas o relaciones públicas que deseen ampliar sus conocimientos.

El objetivo de este tipo de cursos no es otro que el de poner al alcance de los alumnos del mismo todos los conocimientos posibles para que estos sean capaces de dibujar un plan o estrategia de marketing, llevarlo a cabo y evaluar y analizar las consecuencias derivadas del inicio de cualquier plan en cualquier tipo de organización.

Más concretamente, conseguir que los alumnos salgan del mismo con una imagen global del ecosistema de internet; dotarles de los conocimientos específicos de cada una de las disciplinas digitales; de la capacidad de profundizar en el manejo de herramientas de marketing digital, redes sociales, eCommerce o analítica web y de la experiencia en la digitalización de una empresa real a través de un proyecto.

Todos aquellos alumnos de un Máster en Marketing online deberían, pues, acabar sus estudios con las herramientas, conocimientos, habilidades y capacidades que los conviertan tras sus estudios en pasto del mercado laboral en puestos cualificados de esta área, máxime si tenemos en cuenta las cifras al alza – y que no dejan de crecer- en términos de inversión en la empresa privada en marketing digital en los últimos tiempos.

Y es que, aunque a algunos empresarios les ha costado, resulta muy difícil encontrar a uno que no tenga asimilado que internet es ya medio de comunicación más importante del presente y que lo va a ser aún más a corto, medio y largo plazo llevándoles a buscar a profesionales con formación superior en este medio para integrar en sus distintos departamentos de publicidad y marketing, cuando no en comunicación y otras áreas. SEO Manager, Social Media Manager, Business Intelligence Manager, Online Marketing Manager, Ejecutivo de cuentas On line, Responsable de ventas Online, Responsable de marketing Online o Consultor en marketing estratégico y digital son algunas de las salidas profesionales que ofrecen estos estudios.

Aunque las materias que se estudian en los distintos Máster en Marketing Digital no siempre son las mismas, suelen repetirse aquellas relacionadas con las estrategias de Marketing Digital, la elaboración de Planes de Marketing Digital, el Cliente Digital y CRM, la tecnología y la creatividad aplicada a este campo, además de otros muchos asuntos impartidos, todos ellos, por docentes y profesionales a través de clases magistrales que convierten estos Máster en no sólo un pozo de conocimientos, sino también en una experiencia capital para el futuro profesional de los asistentes.