Lo que necesitas saber sobre la nueva LOPD

Ley de protección de datos

A principios de este año la Justicia Europea comunicaba públicamente la necesidad de establecer nuevas normas modernas para responder a nuevos riesgos”. Cinco meses después, concretamente el pasado 25 de mayo, entraba en vigor la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Con ella un nuevo escenario de protección y control de información personal para millones de usuarios europeos.

El objetivo de esta nueva LOPD no es otro que dar herramientas al usuario para que este conozca quién y cómo está tratando sus datos personales, con la posibilidad de tomar una decisión al respecto.

Ello supondrá que, por ejemplo, tanto las empresas como las administraciones públicas están obligadas a pedir “el consentimiento expreso y específico al ciudadano para cada finalidad o uso de datos”.

Entre otras cosas, lo que la nueva LOPD viene a decirnos es que los registros que hasta ahora venían formando parte de las bases de datos de los distintos estamentos que nos habían conminado a aceptarlos para su libre disposición, no son legales.

De hecho, a partir de ahora, si no es capaz de conseguir, de nuevo, el consentimiento expreso de un determinado usuario, más le vale que los borres porque, de lo contrario, la Agencia Española de Protección de Datos podría inspeccionarle para confirmar que ya no cuenta con esta y/o que le presente los nuevos requerimientos del nuevo Reglamento General de Protección de Datos. De ser así y no estar actualizados la multa podría llegar al 4% de la facturación global anual o 20 millones. La pena más dura.

Estas advertencias son las que están detrás de la ingente cantidad de solicitudes para revalidar la información personal que las distintas bases de datos privadas contienen de cada usuario pidiendo de nuevo permiso para mantener su información personal.

El espíritu de la nueva RGPD es que únicamente sean tratados los datos imprescindibles y que sean estos los que se guarden, eso sí, durante una duración determinada. Y es que la nueva reglamentación incorpora, como novedad, la posibilidad de limitar el tiempo en el que la información que poseen sobre nosotros queremos que sea tratada.

Además de este derecho, otro de los que también incorpora este nuevo ordenamiento es que cualquier usuario podrá descargarse toda aquella información que ha cedido voluntariamente a una empresa determinada para llevársela a otro servicio y, ojo al dato, reclamar cuando lo desee el conocido como “derecho al olvido”. Dicho en otras palabras, cualquier ciudadano de la Unión Europa podrá reclamar a los motores de búsqueda que no muestren una determinada información que este considere le puede resultar perjudicial.

Las enmiendas españolas a la nueva LOPD

Uno de los asuntos que se subrayan durante el texto es el que tiene que ver con la necesidad de que cada Estado miembro adapte este texto al marco normativo de su jurisprudencia.

En el caso de España, esta está actualmente en trámite parlamentario, por lo que su implementación, parece, tendrá que tardar todavía un poco en salir adelante. Las razones de esta demora son las 250 enmiendas al texto que se han presentado.

Para cualquier consulta, lo que las autoridades recomiendan es consultar cómo se debe llevar a cabo esta implementación con profesionales de una asesoría especializada, como es el caso de GD Legal. En las grandes ciudades podrás encontrar diferentes opciones de asesorías y profesionales en el ámbito legal que podrán asesorarte en esta nueva Regulación. Por ejemplo, si vives en Madrid basta con hacer una búsqueda de abogados en Madrid para Pymes.

Compártelo:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*