Injerto capilar en Turquía: ¿sólo marketing?

Injerto capilar en Turquía

Turquía se ha convertido en los últimos tiempos en un país de moda para muchas intervenciones quirúrgicas y, en concreto, para el injerto capilar. El motivo, su bajo coste unido a sus grandes calidades. Sí, es así, no todo el monte es orégano y, dentro de la amplia oferta, hay que tener cuidado a quién elegir y buscar buenas referencias, como pasa en todos los países del mundo. Es por eso que os dejamos los siguientes consejos a la hora de escoger una buen hospital donde hacer el trasplante capilar y no dejarse llevar por una buena técnica de marketing.

Hay que destacar que el precio es lo que más llama la atención a la hora de contratar cualquier servicio pero hay que buscar una cierta relación calidad-precio además de que las cosas tienen un coste y no hay que irse de cabeza hacia lo más barato.

Dentro de que Turquía es más barato tampoco hay que irse a los más barato de lo barato y hay que seguir una serie de precauciones y tener un poco de sentido común a la hora de contratar un servicio de implante capilar:

  • Hospitales acreditados para el trasplante capilar. Un punto importante es el hospital donde se va a realizar la intervención, sí, digo Hospital y no clínica con los últimos avances tecnológicos, que es como lo suelen vender, que al fin y al cabo sigue siendo una clínica por mucha floritura que se le ponga. Por mucho marketing que hagan como un hospital acreditado no hay nada. Un hospital siempre va a tener una mayor infraestructura a la hora de acometer cualquier tipo de intervención. Y, por supuesto, no un hospital cualquiera sino uno que tenga una certificación internacional, por ejemplo, JCI.
  • Doctor que realiza la intevención de implante capilar. Hay que buscar referencias sobre el doctor que nos va a realizar la intevención, cuántas operaciones ha realizado y buscar acerca de él toda la información posible. No vas a dejar tu cuero cabelludo en manos de alguien sin experiencia. Además es importante que el doctor sea del propio hospital donde se realiza la intervención y no haya alquilado sólo el quirofano, ya que el hospital no se responsabilizaría de su trabajo. Así que es fundamental que la operación esté bajo el control del propio hospital.
  • Seguimiento en España del injerto capilar. Posibilidad de tener una referencia de la clínica en España y un lugar donde hacer un seguimiento de la operación una vez hemos vuelto de Turquía. Cualquier problema en postoperatorio que nos lo puedan solucionar desde España y no tener que volver a Turquía ante cualquier problema o efecto secundario.
  • Traductor e intérprete. Otro punto importante es que te ofrezcan un traductor para así poder entender y explicar todo lo que va sucediendo en cada momento. Así no hay mal entendidos.
  • Referencias de pacientes que ya se han realizado un injerto capilar. Es importante buscar referencias de pacientes de primera mano, nada de opiniones falsas hechas  por las propias empresas para vender su producto. Lo suyo es ir a foros e incluso poder hablar directamente con personas que hayan realizado el trasplante y que no sean meros comerciales de la empresa.
Compártelo:
Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Sé el primero en comentar

¿Quieres comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*