Cómo navegar seguros por las redes sociales

Los internautas que más tiempo dedican a las redes sociales cada día tienen entre 21 y 35 años. La media de dedicación diaria ronda la media hora. El promedio de visitas diarias a las redes sociales se cuenta por casi dos decenas.

El hecho de pasar tanto tiempo en las redes sociales, así como el hecho de que cada vez ofrezcan más funcionalidades con el objetivo de que ampliemos nuestro tiempo en estas, aumenta considerablemente el riesgo de acabar siendo víctima de un fraude, un robo o una suplantación de identidad. De ahí que toda precaución a la hora de navegar por las social media sea poca.

5 consejos de seguridad para navegar por redes sociales

Información personal: Todos los expertos coinciden en que lo mejor es publicar la mínima información personal y de nuestro entorno. Cualquier información nuestra o de nuestros familiares puede llegar a ser usada, tanto por la propia red social en la que colgamos esta información, como por un atacante. Nuestro nombre completo, dirección, miembros de la familia, número de teléfono o nuestros movimientos revelados al publicar con el GPS encendido ofrecen una información completísima sobre quiénes somos, qué hacemos y qué vamos a hacer. Resulta también capital utilizar contraseñas que no estén relacionadas con esta información personal. Cuando más complicadas sean, más seguros estaremos.

Mantener a buen recaudo nuestra información privada: Además de lo mencionado anteriormente, todos los comentarios que realizamos en otros perfiles también es susceptible de ser utilizado por alguien dispuesto a hacernos daño de alguna forma. Si quieres que determinadas comunicaciones privadas sigan siéndolo no las hagas en lugares públicos como lo son los muros o los comentarios de los perfiles de las rede sociales. Además, no hay que olvidar que todas las redes sociales nos ofrecen distintas posibilidades de privacidad. Lo mejor, según los expertos, es asegurarse de que nuestros contenidos solo los pueden ver amigos y familiares.

Cuidado con las imágenes: Está bien publicar aquellas imágenes que nos gustan, en las que salimos bien o en las que mostramos con quién estamos y lo contentos que estamos por ello. El problema, a menudo, viene por el uso de la localización y por los comentarios y etiquetas que agregamos a las mismas, dado que revelan información detallada de dónde nos encontramos en un momento determinado. Es igualmente recomendable no mostrar fotos de dónde vivimos, de nuestros automóviles en los que se vean las matrículas, donde se vea la calle en la que residimos, el colegio de nuestros pequeños o nuestro lugar de trabajo. Cuanta más información revelemos, mayor será el riesgo que corramos.

Información bancaria: Aunque parezca evidente es habitual que muchos internautas acaben compartiendo información relativa a sus tarjetas de crédito o cuentas bancarias a perfiles no seguros. Si no queremos que nos roben no debemos aportar ningún tipo de información financiera confidencial en las redes sociales. Solo haremos uso de estos en los comercios en línea que nos ofrezcan ‘pago seguro’. Por último, hay que tener mucho cuidado con guardar información financiera en nuestro teléfono móvil, así como revelarla a través de correos electrónicos en los que se nos pida desde un mail, supuestamente bancario. Ante la duda, nunca debemos facilitarles nada.

Ojo con la localización. Como hemos comentado anteriormente, nuestros teléfonos suelen revelar por defecto nuestra localización en cada foto o publicación en la red. De ahí que sea recomendable deshabilitar esta opción en la configuración de nuestro teléfono.

Compártelo:
Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Sé el primero en comentar

¿Quieres comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*