Las 3 mejores clínicas de varices en Sevilla

Las mejores clínicas de varices de Sevilla

Aunque padecer de varices es algo que resulta doloroso y molesto. Tener  varices en las piernas de manera notoria, puede haberte hecho cavilar en cómo eliminarlas. Pero seguramente pensar en tener que pasar por un proceso quirúrgico para desaparecerlas, te ha hecho desistir de la idea. Lo bueno es que con todos los adelantos, ahora es posible eliminar estas venas, sin pasar por una cirugía. Existen dos tratamientos para varices en Sevilla que logran desaparecerlas.

Si eso te hace decidirte a terminar con esa afección. Ten en cuenta que debes acudir a alguna de las mejores clínicas de varices en Sevilla. Esto te dará la tranquilidad de ponerte en manos expertas y lograr resultados excelentes. Veamos cuáles son las 3 mejores clínicas que aplican estos tratamientos.

Las mejores clínicas de varices en Sevilla

Si quieres conocer lo mejor en clínicas de varices en Sevilla, no dejes de leer este Top 3. Una vez tengas conocimiento sobre lo que ofrecen podrás hacer una acertada elección.

1- Clínica Lucq

Ser el primer equipo de cirujanos vasculares y angiólogos del sur de España los hace líderes en medicina vascular. Ofrecen el mejor servicio y tecnología para resolver los problemas de venas varicosas. Un experto y especializado grupo de médicos que garantizan tratamientos efectivos. Además poseen convenios con muchas de las compañías aseguradoras del mercado. Para facilitar que el paciente pueda llevar a cabo el tratamiento.

Abordan al paciente de manera integral. Se encargan de la prevención, los tratamientos y el seguimiento del paciente una vez ha realizado su tratamiento. Esta clínica trabaja desde hace 9 años, cosechando casos de éxito y pacientes muy satisfechos. El centro está ubicado en un barrio céntrico. Existe facilidad de acceso tanto en transporte público, como privado.

Los profesionales que ahí laboran son especialistas en angiología y cirugía vascular. Tratan enfermedades funcionales u orgánicas del sistema venoso, arterial y linfático. Asisten pacientes con patología asintomática, que quieren desaparecer las arañas venosas de sus piernas. También se encargan de resolver las patologías que presentan síntomas. Como calambres, dolores, pesadez en las piernas, cansancio.

Poseen modernas instalaciones y un ambiente acogedor, además de un amplio y cómodo salón de espera. Siete espacios para consultas y sala de cura.

2- Clínica Juvent Sevilla

Es un centro de medicina estética homologado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Expertos en el tratamiento de los diferentes tipos de varices. Cuentan con un equipo de profesionales con alta experiencia, que te atenderá de manera personalizada. Para ellos no eres un cliente, eres un paciente y la prioridad es tu salud. Por eso ponen a tu disposición el mejor personal médico especializado. Para que los resultados sean óptimos.

Poseen los equipos médicos más avanzados. Aplican las últimas técnicas para proporcionarte una solución sin cirugía, poco invasiva y sin dolor. Tratan trombosis, flebitis, úlceras, manchas en la piel y más. Tienen diversos tratamientos. Para escoger el mejor para ti, hacen un análisis previo. Estudian tu caso y de manera individualizada te recomendarán aquel que resulte más adecuado.

Podres escoger entre: Laser, carvoxiterapia, presoterapia, drenaje linfático de manera manual, o esclerosis vascular. Además la primera cita para hacer el análisis es gratuita.

3- Clínica Luanco

Si tienes piernas con varices y buscas la mejor solución, esta clínica es una de las mejores opciones. También encontrarás solución a varices en pliegues, abdomen o brazos. Una clínica que no te sobrecarga de procedimientos para lograr el objetivo. Junto a ti, trazarán un plan que se ira realizando a medida que las varices van siendo eliminadas. Se establece una línea de tiempo de inicio a fin del tratamiento.

Realizan un análisis antes de comenzar a tratar tus venas. Luego de este análisis te explicarán los tratamientos que existen y te recomendarán el más adecuado a tu problema. Identifican el lugar donde se encuentra el fallo de la válvula venosa, mediante el uso de eco-doppler. Y para conocer el estado en que se encuentra el sistema venoso. Así como para estar al tanto de la raíz del problema.

Aplican tres tipos de tratamientos. El tratamiento destructivo que implica una cirugía y que es doloroso. Pero que en caso de varices extremas es el indicado. Ya que estas no sanan de otra manera. La escleroterapia. Donde trabajan con la eliminación de varices con microespuma. Este método puede acabar con casi todos los tipos de varices. Es la inyección de una sustancia o espuma que condensa la vena en su interior.

El tercer tratamiento es el láser. Este método coagula la sangre dentro de la vena. El láser de Neodimio-YAG es el usado en esta prestigiosa clínica. Consigue este tratamiento, resultados semejantes a la esclerosis. Pero sin destruir la vena.

Diferencias entre la eliminación de varices con escleroterapia y con láser

Son dos tratamientos efectivos que solucionan el problema de las venas varicosas. Cada método y aplicación es distinto. Pero los resultados de ambos son óptimos, si se llevan a cabo en una de las mejores clínicas de varices de Sevilla. Veamos sus diferencias.

Escleroterapia

La escleroterapia destruye la vena a través de una inyección que contiene un compuesto químico. Cuando se inyecta esta sustancia en la vena se ocasiona una fibrosis. La vena se retrae y finalmente se reabsorbe. Se realizan varias sesiones de 20 minutos. Donde con una aguja pequeña y fina. El médico tratante inyecta la sustancia. Si se siguen todas las recomendaciones médicas en un lapso aproximado de un mes, se ven desaparecer las venas varicosas.

Láser

Se calienta la hemoglobina a través del láser, provocando la reabsorción de las varices. El número de sesiones depende del estado en que se encuentra la varice. Cada sesión dura aproximadamente media hora. El paciente recibe anestesia local en crema. Una vez adormecida la zona solo sentirá ligeros pinchazos que no resultan dolorosos. Es un tratamiento ambulatorio que no interfiere con las actividades del paciente.

Es necesario mantener presión, por lo que el paciente debe llevar una media compresiva durante la duración del tratamiento. Es un procedimiento que se puede combinar con la escleroterapia. Recomendado en varices muy marcadas. Aplicar ambos métodos asegura resultados excelentes.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*