¿Qué es la disfunción eréctil psicológica?

¿Qué es la disfunción eréctil psicológica?

No estás concentrado, tienes mucho estrés, problemas de trabajo, estás cansado o simplemente no te sientes de forma óptima. ¿Cuál es la cantidad de veces que has utilizado estas excusas para explicar por qué no puedes levantarte? En el caso de que uno del último cuarteto haya sido ineficiente, podrás tener interés en el concepto de problemas de origen psicosexual. En el siguiente post te explicamos más sobre el tema. De la forma técnica, podemos hablar del caso como disfunción eréctil. Sigue leyendo.

¿Qué es la disfunción eréctil?

Esto puede parecer una excusa, pero en realidad es cierto. También es cierto que se puede tratar la impotencia que es de forma común conocida como disfunción sexual originada desde el ámbito psicológico. El cerebro es increíblemente poderoso. Esta contribuye con conseguir cosas que antes creíamos imposibles o puede actuar como el peor factor para conseguir metas trazadas.

Los países del oriente creen que el cuerpo, la mente además del espíritu son uno. Que hacen a un solo cuerpo. Los occidentales piensan que la mente está separada de los cuerpos, que puede definirse cómo algo no tangible y vago, que funciona por sí mismo separado de los otros órganos del cuerpo. La ciencia ha demostrado que esto es un error. Cuando se trata de la disfunción sexual, comprender el vínculo para las reacciones del cuerpo y los estados de la mente, es clave para aceptar y tratar la disfunción asociada al área psicológica.

Pongamos un ejemplo extremista, aunque real: Harvard hizo un experimento que involucraba monjes del Tíbet. En el pasado, los monjes utilizaban mantas congeladas para cubrirse por la noche y meditaban en habitaciones heladas. Esto les ayudaba a alcanzar un estado de control mental, dándoles un poder completo para congelar las partes de su físico.

Vigilaron a los monjes para que se protegieran y mostraran cómo su concentración los aislaban ciertas condiciones no favorables. El resultado fue una sorpresa, cuando los monjes elevaron la temperatura de su cuerpo  hasta tal punto que las prendas se secaron. No basta con aprender a meditar para curar la ansiedad por el rendimiento. No estamos hablando de concentración para doblar utensilios con el poder de la mente, o de simplemente alzar el espíritu bajo. Se puede decir que las distintas técnicas ayudan a relajar.

¿Cuál es el concepto de disfunción eréctil psicológica?

¿Cuál es el concepto de disfunción eréctil psicológica?

Podemos decir lo que es: la impotencia psicológica es la acción que a pesar de no tener problemas físicos, un hombre es incapaz de tener una erección. Esto puede ocurrirle a cualquiera en cualquier momento si estás cansado o estresado, por ejemplo. Pero si se convierte en un inconveniente recurrente, decimos, que si se pierde la erección, de igual forma no se consigue o si esto ocurre con frecuencia, se aconseja visitar un médico especializado en la salud sexual de los hombres.

Cuando la causa de la disfunción eréctil es psicológica, siempre hay un alto nivel de ansiedad. Esta ansiedad puede aumentarse en el momento en que el individuo va a iniciar una relación sexual sin importar si es con pareja estable o en cualquier tipo de relación de una noche. El miedo al fracaso, con especial atención a si ha ocurrido antes, crea mucha tensión que prácticamente le imposibilita prestar atención atención al placer y conectar con el cuerpo.

Entonces, esto pasa porque las personas tienen muchas expectativas sobre el rendimiento que quieren tener. Cuanto mayor sea la «espectacular» erección, mayor será su autoestima.  La masculinidad puede ser asociada al tamaño o a las hazañas que se puede hacer.

Esta idea está desfasada, y es fácil ver. Si un hombre tiene problemas para conseguir y mantener la erección, puede llegar a sentirse algo deprimido, triste, ansioso… esto lleva a encerrarse en círculos de comportamiento: mientras no tratemos el estado mental, no podremos mejorar sus capacidades sexuales, lo que hará más difícil que se sienta mejor.

Recuerda que el cerebro es tu órgano sexual principal

En otras palabras, aquí puede decirse empieza el proceso. El órgano nervioso central crea una serie de reacciones químicas, que pueden resultar físicas y afectan el sentido de la vista, auditivos o incluso producidos por la memoria. Los estímulos sexuales son los responsables de activar los distintos neurotransmisores que despiertan los impulsos del sexo. Estas señales se envían a los genitales y provocan una erección. Este proceso puede interrumpirse de algún modo, física o emocionalmente, no se va a producir la reacción en cadena.

Un trastorno sexual es algo más que una condición física. Si un paciente sufre de libido baja, necesita un tratamiento que aborde su estado emocional. La vida sexual de un paciente es un reflejo de su estado emocional, lo que significa que el tratamiento también debe centrarse en las emociones de los distintos pacientes para abordar adecuadamente el problema.

En primer lugar, es importante que se entienda que no existe ningún problema en nosotros. Todo ser humano tiene altibajos en la vida. Las situaciones difíciles y dolorosas, como la pérdida de un ser querido, de un trabajo, una ruptura o los problemas económicos, afectarán naturalmente al deseo sexual. ¿Existe una persona que piense en el sexo si lo que predomina es la tristeza?

A veces, podemos sentirnos deprimidos y, por tanto, sin ganas de tener sexo. Tal vez todo lo que necesitas es un poco de tiempo para cambiar tu rutina, pasar tiempo con las personas que te quieren y te cuidan, o incluso probar algo nuevo. Sin embargo, nunca es malo buscar ayuda profesional cuando se necesita.

Un psicólogo puede ayudarte a pasar por esto más rápidamente y darte distintas facultades para entender lo que pasa y superarlo, así como entender si existe algo peor que necesita ser tratado.

¿Puede la terapia sexual curar la disfunción psicológica?

Aunque hay mucha información disponible sobre la terapia sexual, todavía hay bastantes barreras que pueden conseguirla. Igual que asistimos al doctor si nos sentimos mal en la zona gástrica o en el oftalmólogo si no estamos viendo bien, existen especialistas que pueden curar los problemas de las emociones. No tienen razón para avergonzarse en el caso de necesitar a un especialista en este sentido.

Cuando se trata de impotencia de factor psicológico, con el profesional tendrás la mejor guía para encontrar el origen de los problemas y resolverlo. Tu mente puede ocultar acontecimientos solo determinables por profesionales. Acontecimientos del pasado o recientes, cómo pudimos haber aprendido a vernos de cierta manera cuando éramos niños o nuestros condicionamientos sobre las relaciones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*