El jamón, el mejor embajador de la marca España

España es conocida por muchas cosas: Por su excelente clima, por su gente, por su fiesta y, claro está, por su gastronomía mundialmente reconocida.

Si hay un elemento que destaca por encima del resto dentro de la gastronomía española ese es, sin ninguna duda, el jamón. Un ingrediente por el que se nos conoce en todo el mundo y que es tan adorado por los españoles como por los extranjeros, donde cada vez es más habitual encontrar una pata jamón.

Y es que el buen comer no entiende de fronteras ni de costumbres, sino de paladares. Y es ahí donde el jamón español se erige como uno de los productos gastronómicos mejor valorados del mundo por los comidistas más curtidos de todos los continentes.

En números, son 65.371 las toneladas de jamón que vendemos al extranjero en el último año, lo que supuso nada más y nada menos que un aumento del 10% con respecto al curso anterior y casi el doble que hace cuatro años, lo que traducido en euros son 500 millones de euros de jamón curado más allá de nuestras fronteras (un tercio más que hace cuatro años), tal y como reflejan los datos hechos públicos por la Asociación Nacional de Industrias de Carne de España (Anice).

Gran parte de la culpa del éxito del jamón la tienen los productos de máxima calidad como lo son, por ejemplo, los de la Denominación de Origen de Huelva, reconocidos ya no solo en España, sino también en todo el mundo, tal y como reflejan los datos a los que hacíamos referencia en el párrafo anterior.

El jamón, el producto español más conocido y mejor valorado en el resto del mundo

El éxito de la industria jamonera es tal que cada vez son más los expertos en imagen corporativa que están convencidos de que el jamón es, a día de hoy, el principal santo y seña de la Marca España -entendida como todo producto o acción destinado a mejorar la imagen de nuestro país en el extranjero- junto a nuestros deportistas y nuestra oferta turística.

Según estos, adquirir un jamón ibérico hoy en día es considerado por muchos como una manera de tener un trocito de lo mejor de España en casa, haciendo las veces de producto embajador de la gastronomía española, como le sucede al vodka en Rusia o a la cerveza en Alemania, entre otros muchos ejemplos.

No en vano, el jamón español cuenta con el apoyo de estamentos provinciales, regionales y nacionales gracias a los exigentes controles de calidad a los que se le somete a este preciado producto en busca de preservarlo de imitaciones que puedan dañarlo.

A nadie se le escapa que hablar de jamón y, sobre todo, comerlo, es, además de un tremendo disfrute, una manera de saborear España y llevarla a cualquier parte del planeta. Por todo ello, y echando manos a lo que dicen los datos y los expertos en imagen internacionales, que el jamón español es el mejor embajador posible de la marca España.

Compártelo:
error
Puntuación
[Total: 1 Promedio: 5 de 5]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*