¿Qué es la cicatriz de una otoplastia?

Otoplastia qué es

Estamos acostumbrados a ver fotos de modelos con orejas perfectas. Pero cuando las orejas de una modelo son demasiado pequeñas o deformes, ¡tiene que sacarle partido a su pelo! Pero si eso no es posible, existe un método, la otoplastia, que puede quitarle un gran peso de encima. Una de las principales preocupaciones de este método es la cicatriz que queda tras la operación. ¿Se notará?

La otoplastia es una cirugía que puede ayudarte a que tus orejas se vean mejor

Desde el punto de vista estético, las orejas que sobresalen pueden ser un gran problema. Los niños pueden sufrir burlas y los adultos pueden preocuparse por su autoestima, su inseguridad y su falta de confianza. Se trata de un procedimiento no quirúrgico, sin cicatrices antiestéticas. Y los resultados son naturales. Pero no sólo se pueden corregir las “orejas de murciélago” con la otoplastia. También es posible en los siguientes casos:

  • La microtia se produce cuando las orejas están poco desarrolladas. Esto ocurre cuando un defecto congénito impide que las orejas se desarrollen completamente. Puede tener incluso repercusiones en la audición.
  • Orejas pequeñas. Este tipo de orejas tienen el borde doblado hacia delante y suelen ser pequeñas, lo que las hace parecer muy llamativas para los demás.

¿Cómo puede verse la cicatriz de la otosplastia?

Tras la otoplastia, la cicatriz es pequeña y suele quedar oculta detrás de la oreja. En la mayoría de los casos, hay que separarla del resto de la piel para que se vea. Si añadimos los cuidados recomendados por el médico (como el uso de pomada cicatrizante en el lugar de la cirugía), el aspecto de la cicatriz mejorará hasta ser casi imperceptible.

Por supuesto, ésta es una de las mayores preocupaciones para quienes quieren someterse a este tratamiento. Es muy importante aclarar que las cicatrices, con el tiempo, son prácticamente invisibles. Después de la intervención, la cicatriz es más notoria, pero con el cuidado normal de una cicatriz desaparecerá lentamente.

Hoy en día, cada vez más personas se someten a la cirugía estética por la precisión y la rapidez de la recuperación. A la mayoría de los pacientes les preocupa la cicatriz que deja la cirugía. Como en cualquier cirugía facial, el objetivo es crear la mayor armonía entre la oreja y los rasgos faciales. Las técnicas utilizadas en la otoplastia minimizan al máximo las cicatrices.

Se utilizan las siguientes técnicas principales para el procedimiento:

  1. La “otoplastia sin incisión” es un método único que sólo es adecuado para pacientes sin pliegues del antehélix y sin una hinchazón excesiva del lóbulo de la oreja. Estos pacientes también tienen un cartílago débil y no son candidatos ideales para otras técnicas de otoplastia. La mayor desventaja es que se requieren puntos de sutura permanentes, lo que aumenta el riesgo de fuga de la herida hasta en un 10% de los casos. La ventaja es que es un procedimiento sin incisión.
  2. La otoplastia de puntuación anterior es un tipo de otoplastia que se utiliza principalmente en aquellos casos en los que no hay pliegues en el pabellón auricular, y en los que el cartílago de la oreja tiene buena consistencia. La técnica consiste en moldear el cartílago mediante cortes longitudinales, produciendo el pliegue ausente de forma permanente. Este caso no requiere puntos permanentes, sino absorbibles. Se realiza una incisión retroauricular con una extensión anterior.
  3. La “técnica de otoplastia de pilar” se utiliza en los casos en que el paciente tiene un pabellón auricular grande y esto hace que sus orejas parezcan separadas de la cabeza, haciéndolas más visibles. Para conseguir un resultado duradero y de aspecto natural, hay que recortar el cartílago.

Si existe una combinación de alteraciones en la concha, ausencia del pliegue del antehélix e hipertrofia auricular, se realiza una técnica combinada de suturas + procedimiento de puntuación anterior + pilar.

Recuperación de la intervención de otoplastia

Otoplastia cicatriz

En primer lugar, ten paciencia. Lleva los vendajes, toma los antiinflamatorios y antibióticos, no te rindas y evita posibles traumatismos en la cabeza. Durante la primera etapa de recuperación de la otoplastia, la zona estará hinchada e inflamada. A medida que pase el tiempo, estos problemas se resolverán con la medicación.

Un vendaje para el período postoperatorio que se coloca alrededor de las orejas ayudará a la recuperación, ya que aplica poca presión a las orejas y tiene los siguientes beneficios:

  • Para evitar hematomas y hemorragias después de la cirugía de otoplastia.
  • La protección de las orejas es muy importante para no apoyar las orejas al dormir, evitar hacerlo de lado.
  • Está indicado dormir en posición supina (boca arriba) Después de unos días de la cirugía de otoplastia, proceder a la retirada de los puntos.

Después de la otoplastia (cirugía de orejas) hay que mantener la zona seca, por la morfología de la oreja es una zona húmeda. Se recomienda que, después de la ducha, la zona se seque suavemente para eliminar el exceso de agua, tanto de los pliegues como de la espalda. No obstante, en los casos en los que haya alguna duda, le animamos a que nos pregunte. Con una buena higiene y siguiendo el tratamiento en 2 semanas o 1 mes estará completamente recuperado de su otoplastia.

¿En que lugar está situada la cicatriz de la otoplastia?

En general, la cicatriz se sitúa en el pliegue posterior y en las zonas anterior y posterior. Cuando se quiere reducir el tamaño de la oreja, la cicatriz será más visible. En cualquier caso, es importante hablarlo con el paciente para aclarar todas las posibilidades.

¿Cómo cuidar la evolución de la cicatriz?

Después de una intervención quirúrgica, puede haber enrojecimiento y heridas duras en la zona donde están los puntos de sutura. Como hemos mencionado, es importante limpiar estas pequeñas heridas todos los días para ayudar a que se curen y evitar infecciones. El periodo de recuperación tras la cirugía es un poco más tedioso que el de otras cirugías faciales, pero seguir las pautas del cirujano no debería causar ningún problema.

También después de la operación, tendrás que mantener limpia la zona de la cirugía. Durante los dos primeros días, llevarás un apósito de capelina (que es como un gran vendaje). Después, llevarás una venda elástica durante otra semana. Utiliza una solución salina para limpiar la herida y usa una pomada antibiótica.

Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*