Préstamo para abrir un negocio

Salvo en casos contados lo habitual cuando se está pensando en dar vida a un proyecto empresarial es recurrir a un préstamo que garantice que el día en el que se alce la persiana todo está listo y tal como necesita el emprendedor y sus futuros clientes para poder a empezar a generar ingresos y, por el camino, ir devolviendo al prestamista la cantidad prestada más el interés fijado en el contrato.

Y es que los préstamos, tal y como recuerdan los expertos financieros, sirven para mucho más que para comprar una vivienda, un automóvil o para hacer una reforma en casa, tal y como ponen de manifiesto los micropréstamos o pequeñas cantidades prestadas por una entidad prestamista que permiten cumplir con pagos atrasados, pagar nóminas o incluso disfrutar de unas vacaciones.

Préstamos para emprender

Emprender, sobre todo en el caso de aquellos que necesitan un espacio físico o un lugar de venta al público, no es precisamente barato ni está al alcance de todos los públicos. Esa es la razón por la que cada vez más personas acuden con sus proyectos a entidades financieras en busca de esa financiación que requieren para hacer su proyecto empresarial realidad.

Porque, ateniendo a lo que apuntan desde el Círculo de Empresarios, para emprender un lugar cara al público hace falta alquilar un local comercial, adecuarlo a las necesidades del negocio mediante alguna reforma, adquirir el mobiliario pertinente que permita exponer y acercar los productos o servicios que se ofertan a sus clientes potenciales, hacerse con el inventario que necesitamos para ofrece a nuestros clientes y todo lo relacionado con las licencias, abogados y notarios.

Pero la cuenta no acaba aquí. A todo lo anterior hay que seguir sumando la adquisición de inventario, la amortización de todos los elementos que forman parte de nuestro espacio de trabajo, los salarios de quienes nos ayuden en nuestro objetivo empresarial si los hubiere, así como los gastos variables de luz, agua e internet, además de los gastos imprevistos que siempre nos obligan a estar alerta y que son culpables de buena parte de los micropréstamos que piden los pequeños y medianos empresarios en nuestro país.

Si tenemos en cuenta que tres de cuatro empresas en España son pequeñas o medianas y que estas conforman el principal tejido emprendedor de nuestra economía nos damos cuenta de la importancia que tienen los préstamos en nuestro país, en tanto en cuanto son necesarios para que corra el flujo de dinero necesario como para que todos aquellos que quieren emprender y convertirse en dueños de su propio negocio puedan hacerlo.

Si este es tu caso y estás en busca de un préstamo o micropréstamo que te permita poner en marcha tu propio negocio te recomendamos que mires bien todas las opciones y las compares haciendo uso de comparadores de préstamos online, ya que solo así podrás encontrar el préstamo perfecto para tu caso en concreto y evitar incurrir en gastos innecesarios. Las opciones, como no tardarás en apreciar, no son precisamente pocas.

Compártelo:
error
Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Sé el primero en comentar

¿Quieres comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*