Tipos de ecommerce

Es muy posible que estés habituado a manejarte habitualmente con los comercios electrónicos y, sin embargo, desconozcas cuántos tipos de ecommerce distintos existen. Incluso si posees uno o si todos los días recibes en tu casa algún producto perfectamente embalado en su caja de cartón procedente de algún gigante del sector.

Lo primero que debemos saber es que, si bien son muchas las maneras en las que se pueden clasificar, lo más común es dividirlos en tres grandes grupos para clasificarlos: según los bienes y servicios que distribuyen, según la forma de construir su ecommerce y según los agentes que intervienen en las transacciones.

Ecommerce según los bienes y servicios que distribuyen

Ecommerce de productos analógicos

Negocios en donde se venden ropa, libros o alimentos perecederos. Un ejemplo de ello son El Corte Inglés o Carrefour. En este grupo se incluye tanto a quienes venden este tipo de productos en una tienda física, además del comercio electrónico, como a quienes solo disponen de tienda online como Zalando o Asos.

Ecommerce de productos digitales

Negocios que venden productos digitales como canciones, libros electrónicos, reproducción de películas y series. A él pertenecen sites como CasadelLibro, Spotify y Netflix.

eCommerce de servicios

Negocios que ofrecen servicios de todo tipo a través de la red como seguros, billetes de avión, entradas de conciertos, etc. Amazon, Ticketmaster y Aliexpress son ejemplos de ello.

Ecommerce según la forma de construir la tienda online

Software as a service (SaaS) eCommerce

Negocios que se sirven de la nube para ofrecer programas o aplicaciones. Estos suelen funcionar con suscriptores como Shopify y Demandware.

eCommerce de código abierto

Negocios que están a disposición de todos aquellos que deseen gestionarlos sirviéndose de sus propios servidores. Para ello es necesario poseer conocimientos de diseño web y programación. PrestaShop o Magento son algunos ejemplos de este tipo de comercios electrónicos.

Ecommerce según los agentes que participan en las transacciones

B2B

Negocios que permiten transacciones comerciales a través de la red y en los que participan empresas. Este es el caso de Alibaba o JD.com.

B2C
Negocios que ofrecen productos o servicios a los consumidores finales. Es el más recurrente por lo sencillo que resulta montarlo. Privalia o Worten son algunos ejemplos.

C2B

Negocios en los que los usuarios de un producto o servicio los ponen a disponibilidad de las compañías y estas los adquieren. Muy habitual en el mundo de la fotografía y en los que forman parte del econsistema de la economía colaborativa.

C2C

Negocios en los que las transacciones se realizan entre consumidores, sirviéndose o no de una plataforma que hace de intermediaria como es el caso de Wallapop, Chicfy o Blablacar.

B2A

Negocios en los que los que las empresas realizan transacciones con la administración. Habituales cada vez que un gobierno local, regional o nacional necesita cubrir algún área de la administración pública en el ámbito digital.

C2A

Negocios que se realizan entre particulares y las entidades públicas. Estos tratan de conseguir hacer más sencillas las gestiones con la administración, a través de aplicaciones o páginas web.

Compártelo:
error
Puntuación
[Total: 0 Promedio: 0 de 5]

Sé el primero en comentar

¿Quieres comentar?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*